martes, 18 de septiembre de 2012

BOCA HAMBRIENTA



Tocas mi boca.
Con un dedo tocas su borde y vas dibujándola como si por primera vez mi boca se entreabriera, 
y  basta cerrar mis ojos para hundirme y ahogarme en un mar de deseo y anhelo.
Haces nacer una y otra vez la boca que deseas, que ansias, de forma suave, delicada, un cosquilleo,
y es cuando abro mis ojos y distingo por encima de Tu mano, en Tu cara, una sonrisa diabólica.

Me miras, cerca, cada vez más cerca, nos miramos cada vez más de cerca 
y los ojos se agrandan, llenos de furia contenida,
se acercan entre sí, 
y nuestras bocas se encuentran,
nuestras lenguas luchan tibiamente mordiéndonos los labios, 
mientras ellas se acarician, se empapan. 
Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta prohibida, 
y Tu me sientes temblar contra Ti como el reflejo de la luna en el agua.

 Y si nos mordemos el dolor es dulce, 
y si nos ahogamos es breve, 
y si sobrevivimos volvemos a  morir de nuevo por ese dulce dolor.



8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajaja, tranquila, todo llegará...

      Confórmate entre tanto con un besito mio.

      Eliminar
  2. Sí... es un dulce dolor... un dolor dulce... delicioso... deseado... NECESITADO. Sí.

    Ainssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy que te veo malamente...

      Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuack.

      Eliminar
  3. Nada como saborear ese dulce beso deseado hasta el ultimo poro de nuestra pielmmmm, besitos princesita Celta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiii, unas de las cosas más estimulantes y excitantes.

      Besos bella alexia.

      Eliminar